ENTRENADOR PERSONAL
ruta & carreras de montaña


Rockies,
"Jintropín"
y soldaditos de plomo.
"Nada termina hasta que uno siente que ha terminado", así reza la cabecera de la mayoría de los cines que anuncian, o lo han hecho recientemente, la última película de Sylvester Stallone. Después de que la saga (4 consecuencias, tras el primer éxito de Rocky) sea considerada por algunos como "una experiencia hecha cine", 17 años después, el sexagenario actor más musculado de los 80 y 90, nos 'regala' Rocky Balboa. Se que Nacho me dio carta blanca para recrearme sin censura en esta columna, pero la verdad es que la critica del 7º arte escapa ya a mis dominios.
A finales de Febrero, un agente de aduanas del aeropuerto de Sidney dio el alto a nuestro Rocky. Éste, se disponía a promocionar la película en las Antípodas; pero tuvo un pequeño incidente. En su maleta encontraron 48 ampollas de 'Jintropin', para los noveles... Una hormona de crecimiento china. Sus efectos: aumento de masa muscular, disminución de grasas, hipertensión, trastornos del sueño, impotencia,... No he visto la película, pero espero que no hubiera escenas de "cama". No me quiero imaginar un 'gatillazo' del fiera de Sylvester en medio de un 'DeJavú' gritando "No siento las piernas, dios mio"; o la pierna en su defecto... El caso es que el dopaje, hoy en día, no entiende de profesiones, status social, ni guapos ni feos que diría mi abuela. Según la Agencia Mundial Antidopaje, 31 millones de personas se dopan. La industria del dopaje, es una empresa global que genera docenas de miles de millones de euros. Son los profesionales quienes mas titulares acaparan, pero la base del problema habita en deportistas aficionados, guardaespaldas, policías varios, industria del porno, militares,... 700 toneladas de esteroides anabolizantes, 70 toneladas de testosterona sintetica, 34 millones de viales de EPO,... vaya números eh! Pero si hubiera que reescribir la historia... ¿A quién habría que 'agradecer' todo esto? Pues una vez más fueron los Nazis, quienes para preparar la II Guerra Mundial sintetizaron la testosterona, que luego administrarían en el frente con el fin de dar un pequeño 'empujón' a sus soldaditos...
Pero ésto no desapareció allí. Uno de los grandes problemas en la Guerra de Vietnam fue el consumo de Cannabis, ya que al ser una droga evasiva, no proporcionaba un estado motivante al enfrentamiento. Por todo ello, en las guerras de 'Irak' y ' Afganistan', los generales americanos han hecho la vista gorda con todo tipo de esteroides y otras substancias 'estrella'. Tanto es así, que en agosto de 2005 la policia italiana desmanteló en Trieste, en la frontera con Eslovenia, una trama que vendía por Internet todo tipo de sustancias prohibidas a los soldados de los EE.UU. Tenían en su poder unas 215.000 dosis de esteroides. La tropa los adquiría beneficiándose de las tarifas de correo inexistentes, realizando los pedidos a contrarembolso. ¡¡¡Imaginense que control de paquetería!!!
Y volviendo al mundo del "porno", siempre tan recurrente (...), éste tampoco escapa al circulo vicioso de 'cruasanes' en potencia. En los años 80, en la costa Este americana, la mafia controlaba toda la produccion del cine 'X', además de varias cadenas de gimnasios, con la ayuda inestimable del actual gobernador de California, Arnold Schwarzenegger. Así que despreciaron el tráfico de otro tipo de estupefacientes, para dedicarse a distribuir y nutrir a su propio mercado de todo tipo de sustancias dopantes. Lo demás es historia, "boom" del culturismo, inclusion al mercado negro de la mafia Rusa; y sobre todo, la creación de un ideal de hombre para 'todo'. No estamos hablando de las labores del hogar. Si no de un individuo tipo, que igual se dedica a la seguridad, al mundo del culturismo o al cine porno. ¿Y quien creeis que fue uno de los primeros? Esta es una de sus frases... Me pidieron que hiciese un nuevo “Rocky” y yo les contesté: “Bueno, contra quien voy a luchar, ¿artritis?, ¿desplazamiento de rótula..?”. En fin, siempre nos quedará... 'Jintropín'.
http://atacada.wordpress.com/2006/12/01/silvester-stallone-al-desnudo/
Luis Muñoz.