ENTRENADOR PERSONAL
ruta & carreras de montaña

CUALQUIER COMPETICIÓN ES CAPAZ DE SALIRSE DE SU ESCENARIO HABITUAL

El espectáculo del deporte cambia de aires

El mundo del deporte cada día tiene menos límites. Todo es posible. Si De la Hoya y Mayweather pueden boxear en el Casino MGM de Las Vegas, o Federer y Agassi jugar un partido de tenis a 211 metros de altura en un helipuerto, o un astronauta realizar un golpe de golf en el espacio... es que ya no hay nada imposible. El negocio del deporte tiene estas cosas.

¿Recuerdan la Vuelta Ciclista a España entrando hasta el centro del campo del Santiago Bernabéu? ¿Sabían que en lugares como el pabellón Bercy de París se disputa una prueba de windsurf indoor y que han llegado a navegar veleros dentro de su piscina temporal? Ya no sorprende que una plaza de toros se transforme en el escenario de cualquier tipo de competición deportiva o que Federer y Nadal se midan en una pista mitad de césped y mitad de tierra batida en la 'Batalla de las Superficies'.

En otra ocasión, el suizo disputó con Agassi un partido de exhibición a, nada más y nada menos, que 321 metros de altura. ¿Lo recuerdan? Fue el 22 de febrero de 2005 en el helipuerto del Burj Al Arab de Dubai (Qatar), el único hotel de siete estrellas del mundo. Sin duda, un partido de 'vértigo'.

Montecarlo, la ciudad-circuito

Y de las alturas de Dubai, al nivel del mar de uno de los puertos deportivos más lujosos. En el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, la ciudad de Montecarlo es capaz de transformarse por completo para convertirse por unas horas en un auténtico circuito de 3.340 metros de longitud al que los monoplazas dan 78 vueltas hasta completar los más de 260 kilómetros que deben recorrer para ver la bandera a cuadros. El Principado siempre se vuelca y los pilotos lo agradecen ofreciendo espectáculo y disfrutando de una de las carreras más esperadas del Mundial. Para la cita de este año quedan apenas 20 días; será el próximo 27 de mayo.

Además, el motor nos suele 'acercar' lugares increíbles. Después de un millón de dunas, el Rally Dakar, por ejemplo, termina todos los años en el conocido Lago Rosa, una gran laguna con encanto único. El último 'cambio de aires' del mundo de los rallies se dio el pasado 29 de abril cuando el estadio Monumental fue el escenario de la presentación del Rally de Argentina. ¡Impresionante!

Golf en el espacio

El pasado mes de noviembre el mundo del golf nos sorprendió con un 'golpe galáctico'. El ruso Mijail Tiurin, junto a Miguel López-Alegría (estadounidense de descendecia española), golpeó por segunda vez en la historia una bola de golf en el espacio. El experimento entró en el libro Guinness de los Récords. Al contrario de las reglas que rigen el golf terrestre, Tiurin efectuó el 'drive' agarrando el palo con una sola mano y la pelota de apenas tres gramos de peso. Según los planes, la bola estará girando cuatro años alrededor de la Tierra hasta desintegrarse en la atmósfera después de recorrer unos 3.360 millones de kilómetros. Muchas veces la publicidad hace realidad cosas impensables. ¿A quién se le ocurriría?

Pero en el golf encontramos más cambios de escenario. El 22 de septiembre de 1999, José María Olazábal batió el récord mundial al embocar un 'putt' en un avión. Teniendo en cuenta la velocidad del 'Concorde', la distancia recorrida por la bola fue de 14,85 kilómetros, superando el registro anterior de Brab Faxon de13,67 kilómetros.

Un hoyo flotante

Con motivo de la America's Cup, el puerto de Valencia albergó una serie de duelos de deportes muy distintos a la vela. El reto para Sergio García fue intentar embocar en un hoyo situado en una plataforma flotante a 100 metros de distancia. Pero el golfista no fue el único que cambió su escenario habitual para deplegar sus habilidades. Cañizares, Mijatovic, y los atletas Marsh y Carl Lewis también tuvieron oportunidad de cambiar de aires.

Pero si hay un lugar que estamos acostumbrados a ver 'cambiar de look', ese es el Palacio de Vistalegre de Madrid. Desde un partido de la baloncesto de la ACB hasta un concierto, pasando por un circo. Vistalegre puede acoger eventos deportivos tan distintos como: judo, tenis, boxeo, trial, hípica, patinaje sobre hielo, voleibol, ping pong, badminton, squash... Todo un multiusos. Como el Sant Jordi o el Rod Laver Arena de Melbourne (Australia), un polideportivo que el pasado mes de enero albergó los mundiales de natación.

Cambio de rival

Y ya no sólo las variaciones en el escenario, los deportistas también cambian de rival. Atletas contra tranvías, ciclistas contra caballos, etc. Hace menos de un mes, Juan Carlos Higuero compitió y ganó por seis segundos al tranvía de Murcia. Chiapucci, Olano, Simoni y Astarloa se batieron en duelo con el caballo en el Criterium de Valencia. Allí, en otras ediciones de 'El Duelo', la patinadora Sheila Herrero se midió al ciclista Claudio Chiapucci y el piloto Héctor Barbera compitió contra el ciclista Abraham Olano.

¿Qué será lo próximo que invente el mundo del deporte-espectáculo? Estaremos atentos.

Fuente: marca.com - M. Valero