ENTRENADOR PERSONAL
ruta & carreras de montaña

RAKIA Y LA NUEVA MUJER MUSULMANA

Baharaní de 24 años, Rakia Al-Gassra corre los 100 m. enseñando sólo su cara y sus manos, en contraste con la atrevida indumentaria de sus rivales. Es musulmana.

Lo importante de Rakia Al-Gassra no es que acabase tercera en la reunión de Doha, por delante de la campeona mundial de 100 metros (la estadounidense Lauryn Williams) en una carrera que ganó la medallista de oro en 200 (la también yanqui Allyson Felix). Lo importante de esta baharaní de 24 años es que corre con el hiyab (velo que tapa la cabeza hasta el cuello), con mangas largas, con pantalón larguísimo... Muestra sólo su cara y sus manos mientras recorre el hectómetro en un tiempo de 11.29, que posibilitará su presencia en los Mundiales de agosto, con posibilidades de acceder a la segunda ronda, algo que no logró en Atenas 2004.

Rakia sigue siendo un ejemplo de cómo la mujer árabe intenta hacer compatible la observancia estricta de la religión musulmana y el deporte, sin que se resienta ni la una ni el otro. Cuentan de ella que es "creyente conservadora", pero eso no impide que mida su velocidad sobre una pista junto a chicas de otras religiones, de otros países, que exhiben largas piernas desnudas y ombligos al aire.

Lejos están los tiempos de Hassiba Boulmerka, la argelina que venció en los 1.500 metros de Barcelona 1992 y que tuvo que marcharse a Italia porque en su país los integristas islámicos la amenazaron de muerte por "correr ante miles de hombres con las piernas desnudas". Pero no hay que olvidar que millones de musulmanas no tienen la suerte de Rakia, que están encarceladas en un burka, encerradas en casa, lejos del mundo...

Fuente: as.com - Ángel Cruz