ENTRENADOR PERSONAL
ruta & carreras de montaña

Munchausen,
¡Que tipo!

La juventud de hoy en día es apolítica, no se identifica con el ideario del PP ni con los socialistas, no responden a las convocatorias de manifestaciones a favor de la unidad familiar y la defensa de nuestra bandera. ¿Y la abstención? El fruto de un total desinterés por las labores de gobierno y oposición. Aunque por otra parte, ¿que se puede esperar de un espectáculo continuo, bochornoso y avergonzante, en el que se aprovecha cualquier tropiezo -aunque yo mismo lo tuviera también en el pasado- para lanzar cuchillos afilados en pleno circo mediatico, con el fin de.... ¿dar de lleno?


¿Dónde están las manifas a favor de una vivienda digna y asequible? ¿Cuándo protestamos en contra de la globalización? ¿Y a favor no del 0´7, de la condonación de la deuda externa? Pero claro, es que a eso no se nos convoca. Con el Estatut, los nacionalismos emergentes y las guerras que literalmente nos montamos y desmontamos, ya tenemos suficiente.

Todo esto viene por la sensación que me quedo tras leer la entrevista publicada en la contraportada de El País al presidente de las Nuevas Generaciones del Partido Popular. 27 años, polo de Tommy y un puro entre una media sonrisa. Pues bien, por más que lo intente, a pesar de que puse todo mi empeño en ello, no conseguí encontrar en las declaraciones del susudicho -que en la siguiente legislatura ocupará un escaño en el congreso de los diputados- mención alguna al paro, la vivienda, la inmigración o el abandono escolar; si no más y más recriminaciones a Zapatero y adulaciones al que dice ser 'su líder espiritual'. ¿Ustedes creen que este personaje, que representa -supuestamente- a todos los jóvenes del 2º partido mas votado de este país, tiene las mismas inquietudes que el resto de nosotros? ¿Tendrá que enfrentarse a una hipoteca? ¿Le preocuparan los tipos de interés? ¿Y los ecuatorianos que se encuentre de camino a la calle Génova? ¿Se parará a pensar en que situación laboral se encuentran? .... Permitanme dudarlo. Si hubieran visto la cara de este hombretón, tratando de dejarse barba para dar 'otra imagen', me comprenderían.
Pero, esta gente ¿cómo son en realidad?... ¿Qué les corrompe por dentro? ¿Quieren que les diga mi opinión?... Sufren una serie de complejos, que camuflan con buena imagen y mucha, mucha oratoria. Y esto tiene nombre. "El complejo de Brummel", hace referencia a un dandy de la Inglaterra del siglo XVIII, que actuaba como un autentico dictador de la moda de su época, mostrando una necesidad de excesiva elegancia para compensar un fuerte sentimiento de inferioridad. El "Complejo de Erostrato", nos cuenta una leyenda, de este personaje que quemó el templo de Diana, en Efeso, para conseguir una fama que su talento no le permitía. Con tal de distinguirse y que le reconozcan, intenta destacar sin importarle los medios que utilice para llegar a su objetivo. Y finalmente, el tan conocido "Complejo de Munchausen", que es algo así como fabulador de mentiras ante potenciales oyentes, con la intención de mostrarse superior a los demás.
Así es que cada vez que vean al Pepe Blanco o al Zaplana de turno, subidos a un atril, seguros de si mismos, con sonrisas honestas, expulsando sapos o prometiendo intereses a cambio de votos, intenten ver mas allá de su imponente presencia y profundizen en sus miedos, en sus temores, en el sudor que desprenden.... ¿Qué pensaría Zapatero tras el 'correcto' saludo del Sr. Bush?..... Su sonrisa le delató.
"En España, de cada diez cabezas, nueve embisten y una piensa"
Antonio Machado (1875-1939) Poeta y prosista español.
Luis Muñoz.