ENTRENADOR PERSONAL
ruta & carreras de montaña


EL 'TROTAMUNDOS' INCANSABLE
Ganador entre otras muchas pruebas de la Maratón de la Gran Muralla China -record incluido- y 2 veces 3º en la MiM si no me equivoco, Salvador Calvo colecciona triunfos tan espectaculares como el del pasado domingo en el Boavista Ultramarathón (150km) en Cabo Verde.
Crónica del propio Salvador en el
foro de carreras por montaña del atleta.com
"La carrera dio comienzo a las 7 de la mañana. No recuerdo exactamente el número de corredores que éramos, pero si que había de Italia, Alemania, Francia, Cabo Verde y, por supuesto, España. Ya hacía calor a esas horas y como ya nos habían advertido, los caboverdianos salieron a un ritmo bastante fuerte. Yo me limité a seguirles especialmente hasta el kilómetro 30 (Check Point 3) ya que este terreno era de mucha arena, con dunas algunas bastante grandes y las marcas no estaban muy visibles, así lo mejor era seguir a los nativos que conocen el terreno y el lugar. La arena te entra hasta en los ojos. Tuve que parar en dos ocasiones a sacármela de las zapatillas, a pesar de llevar polainas. A partir del tercer check point se acaba la arena de las dunas, pero empieza la de la playa. Por aquí se corre algo mejor, pero no deja de ser arena. Son , en un principio 10 km de playa para luego entrar en caminos de piedras que van al lado de la playa y que hacen alguna incursión en la arena. A partir de aquí ya me quedé sólo, pues el que caboverdiano que me acompañaba y que había ganado el año pasado empezó a perder fuerzas. Así durante más de 50 km, pero con otro inconveniente añadido que hacía muchísimo daño: el viento de cara. Entre el viento y el calor que hacía nos obligaba a beber en cada control prácticamente un litro y medio de agua, y es que, además era lo único que te daban en los avituallamientos, pues la carrera era en autosuficiencia y mitad en orientación. En el km 94 aproximadamente se subía a la cota más alta de la carrera, un faro. Entre este control y el siguiente se me hizo de noche. Y fue a partir de aquí donde surgieron algunos problemas, pues la organización tenía previsto marcar esta parte con luces fluorescentes, pero no calcularon que “alguien” pudiera llegar tan pronto, por lo que en un principio me equivoqué de camino al seguir a un quad. Por suerte un nativo me avisó y di la vuelta hasta encontrar el camino correcto. Cuando ya iba a medio camino para el siguiente check point me cruzo con dos quads de la organización que iban a marcar el camino con las luces fluorescentes. La distancia aproximada entre los checks points era de unos 10 km , aunque los había más largos y más cortos. Total, que sigo corriendo hasta llegar al C.P. 11. Desde aquí hasta el C.P. 12 era la parte que más temía, pues nos habían advertido que era un terreno escabroso con varios cañones y no había senda ninguna. Además había mucha arena otra vez. Fui siguiendo las luces que iba poniendo la organización (les volví a pillar sin ponerlas, por lo que con la precipitación colocaron algunas que no se veían desde las anteriores). Finalmente llegué al siguiente C.P. y desde aquí a meta sólo quedaban 31 km, pero ahora era una carretera de pavés con un terreno irregular y rompepiernas que hacía mucho daño a los pies y que se hizo interminable. Después de 18 horas y 8 minutos llegué por fin a la meta consiguiendo bajar el record de la prueba en unas 2 horas y 40 minutos aproximadamente y sacándole 4 horas y 5 minutos al segundo clasificado Spencer Varela Adilson Fortes de Cabo Verde. La media fue de 8,3 km/h. Y ahora mis pies están hinchados, mis uñas negras, pero ya pensando en la próxima (Vietnam)"
...CERQUITA DE CASA...