ENTRENADOR PERSONAL
ruta & carreras de montaña

Imputados por homicidio los monitores de un 'scout' muerto por un sobreesfuerzo
El menor, madrileño, falleció por "un golpe de calor" tras una marcha de ocho kilómetros en Portugal

La Fiscalía de Sesimbra, Portugal, ha acusado de homicidio por imprudencia temeraria a los monitores y al director de la Asociación Grupo Scout Luján 102 del barrio del Pilar, Madrid, por llevar al joven Diego Amador, de 13 años, a realizar una marcha de ocho kilómetros "sin agua suficiente y con temperaturas extremas" que falleció por "un golpe de calor y sobreesfuerzo". El niño, además, estaba tomando paracetamol de un gramo por recomendación del hospital de Setúbal, al que había acudido el día anterior porque tenía fiebre y dolor en un pie que se había golpeado antes.
La denuncia considera incomprensible que, dadas las condiciones de salud del menor y el clima, los monitores sometieran a Diego a la larga marcha que provocó su muerte. Aunque estaban alertados por una ola de calor que alcanzó los 38 grados y de que el propio director del grupo se llevó a una niña a las 11 de la mañana por el cansancio, prosiguieron con una marcha en la que no tenían agua para beber. "El camino no lo conocían bien", ha explicado el padre del menor, Enrique Amador Esteban, "se perdieron y dieron varias vueltas y al final mi hijo se marea, se cae al suelo y se pone a delirar".
El padre del menor ha explicado también que el caso de Diego no ha sido un caso aislado, puesto que el resto de niños que formaban el grupo tuvieron que ser socorridos por la policía marítima de Portugal y los bomberos. "Hubo niños que no podían caminar", ha comentado. "La negligencia es sobre todo llevar a un niño que está tomando paracetamol de un gramo".
Sin embargo, la Federación de Asociaciones de Scouts de España (ASDE), al que pertenece el Grupo Scout Luján 102, tras solidarizarse con el dolor de la familia, ha negado esta información en un comunicado explicando que el resto de los niños y niñas que formaban parte de la excursión no tuvieron que ser atendidos por los servicios médicos, tal y como declara la familia, y explica que "fueron evacuados por lanchas por el Servicio Marítimo Portugués para agilizar su llegada al campamento" tras haber sido evacuado su compañero en helicóptero.
ASDE ha manifestado, asimismo, que la caminata en la que participó Diego Amador no puede ser calificada de "esfuerzo sobrehumano" ni de incumplir "reglas de prudencia". Según ASDE, la marcha programada el 4 de agosto de 2005 tenía una distancia de 7 kilómetros, a desarrollar entre las 08:00 y las 13:00 horas, a un ritmo de un kilómetro y medio por hora, disponiendo de vehículos de apoyo para el suministro de agua y alimentos. Ha añadido, además, que la autopsia realizada en Portugal y los exámenes complementarios determinan que la causa de la muerte resulta "indeterminada / desconocida", por lo que no se puede afirmar que el fallecimiento se deba a la marcha.
El Comité de Padres del Grupo Scout Luján 102 ha emitido un comunicado en el que expresan su confianza en los responsables del campamento. "Tanto los cuatro monitores como el director del campamento han sido y siguen siendo merecedores de nuestra más absoluta confianza". Los padres manifiestan su deseo de que los monitores sigan ejerciendo su labor.
fuente: El País (edición digital)