ENTRENADOR PERSONAL
ruta & carreras de montaña

MiM'08: UNA CARRERA ÉPICA
PARTE IV: ÁNGEL MARTÍNEZ NAVARRO

A pesar de un comienzo dubitativo, pronto empezó a fraguarse la pareja de entrenamiento Eduardo - Ángel, igualándose sus niveles de entrenamiento a medida que pasaban las semanas. Si bien el primero seguía siendo algo superior en los entrenamientos extensivos (sobre todo por montaña), en la pista Ángel parecía estar un puntito por encima de Eduardo. De estas trazas, llegó la primera confrontación directa entre ambos, la Marxa al Terme de Villafamés, en la que Eduardo acabo sacándole tres minutitos a Ángel. A las 2 semanas, Ángel afrontaba su primera competición importante de la temporada, la Mitja de Castellón, que además suponía su debut en la distancia. Con apenas un puñado de entrenamientos específicos, el planteamiento inicial tanto de Eduardo como de Ángel era buscar un ritmo entre 4'45-4'55 (1h40'-1h43'). Sin embargo, el resultado fue una marca muy por encima de las expectativas: 1h37'07". Resultado que, sin duda, sirvió de acicate para continuar en la misma línea de entrenamiento.


Tras un microciclo de ajuste, comenzamos un segundo mesociclo de base de 8 semanas, en las que, sin competiciones de por medio, aprovechamos para llenar la maleta tanto como pudimos. Aparecieron los primeros rodajes extensivos por montaña y tratamos de mejorar su rendimiento en zona mixta (mediante ritmos variables sobre 10-12 km en el anillo exterior de Gaeta Huguet), y su UMAN pico (con cambios largos entre 10-20' en el pinar). Paralelamente, tratamos de evitar la bradicardia adaptativa propia del entrenamiento extensivo mediante fraccionados con recuperación activa (p.ej. diagonales)


El último fin de semana de enero llegó la primera competición del 2008, la Marxa de Vilavella, en la que tanto Ángel como Eduardo consiguieron bajar de las 2h, consiguiendo concretamente el primero una marca de 1h59'35". Tres semanas después, Eduardo y Jesús competían en la Marxa a Peu per Borriol, a la que Ángel no pudo acudir por un compromiso familiar. Podría decirse que la temporada de Ángel no se ha caracterizado precisamente por un exceso de competiciones; de hecho, en los 8 meses de camino hacia la Marató i Mitja, solo ha participado en 4 carreras. Y es que cada atleta tiene una forma de ver las competiciones, y el buen entrenador es aquel que partiendo de esa "realidad" planifica su temporada.


De aquí en adelante, las cargas de entrenamiento se tornaron altamente específicas de cara a la X Marató i Mitja Castelló-Penyagolosa, el objetivo principal de la temporada. Quizás el entrenamiento más representativo de este periodo de la preparación hayan sido las cuestas, con las cuales perseguíamos un doble objetivo: mejorar la potencia aeróbica máxima (a nivel bioenergético) y la resistencia a la fuerza específica (a nivel neuromuscular). Paralelamente, mantuvimos el trabajo en zona mixta y umbral anaeróbico, y realizamos los test específicos de tramos parciales de la carrera.


La última competición de Ángel antes de la MiM, junto a sus compañeros del grupo H-dos-O, fue la Pujada a la Nevera de Adzeneta. En un bonito gesto de compañerismo, después de tantos mediodias juntos, Ángel y Eduardo entraron de la mano marcando un crono de 2h48'. El fin de semana siguiente tuvimos la concentración en Xodos, de la que
ya hemos hablado aquí largo y tendido; y el último test que realizaron fue el tramo de carrera Pedra - Sant Miquel, completando la primera parte del mismo (Pedra-Useres) en 1h57' y la segunda (Useres-Sant Miquel) en 1h22'. Este entrenamiento, sobre todo en el caso de Ángel, creo que fue un estímulo óptimo en la recta final de la preparación.







Y después de tantos mediodias corriendo al sol, bajo la lluvia, con y sin viento... y después de algún que otro madrugón... llegó el momento. Igual que Eduardo y Jesús, Ángel respetó al pie de la letra el protocolo que habíamos establecido tanto de alimentación como de descanso (aunque dadas sus circunstancias esto no le supuso excesivo esfuerzo...). A pesar de ello, a pesar de tantos meses de entrenamiento, lo cierto es que Ángel lo paso (muy) mal en algunos tramos de la carrera. Puedo dar fé de ello. Y es que en la Marató i Mitja entran tantos factores en juego que ninguna preparación, por rigurosa y concienzuda que haya sido, te asegura el éxito.


Aunque a Useres llegó con tres minutos de retraso respecto a Eduardo, tras una parada técnica (quizás excesivamente larga) salieron juntos en dirección a Sant Miquel de les Torrecelles. Pero a partir de aquí empezo su calvario particular, un fuerte dolor en los aductores apenas le permitía trotar y llego a Xodos con 30' (7h21') de retraso respecto a Eduardo. Sin embargo, sacó fuerzas de flaqueza y en compañia de su hermano (es decir, el que suscribe este post) logró llegar a Sant Joan... mejorando en un minuto su marca personal (9h04'). Una muestra inequívoca del papel clave que juega en esta carrera la tolerancia psicológica a la fatiga y la convicción en unos objetivos. ENHORABUENA ÁNGEL!!!! Por el resultado final y por el sometimiento que has tenido a lo largo de la preparación a los planes de entrenamiento de alguién que, al fin y al cabo, aún le falta un año largo para acabar los estudios que tu ya finalizaste hace unos cuántos años.