ENTRENADOR PERSONAL
ruta & carreras de montaña


DOS OPINIONES SOBRE EL DOPAJE.
CUÉNTAME LA TUYA


Hace unos días Carlos Arribas publicó en el El País un artículo de opinión sobre "su tema preferido" que yo colgué tal cual aquí. Y, casualidades de la vida, un lector del blog, Djalma, me recomendó ayer una réplica que escribe Sergio en su blog Ciclismo 2005. Creo que es un punto de vista muy intersante, así que os lo adjunto junto al comentario que le he hecho yo. ¿¿Qué opinais los demás??

SU OPINIÓN:

"Las mismas cualidades que le convierten en un 'crack' hacen al ciclista débil ante el dopaje"

Bonita frase, ¿verdad? Tiene algo de filosofía oriental, de oxímoron, de propaganda y de psicología de cuatro duros, si es que existe alguna otra: no viene a decir otra cosa que "lo que te hace fuerte también te hace débil". Grandes pensadores como Conan de Cimmeria, Sarah Connor y Hulk Hogan la firmarían ahora mismo. Sin embargo, ha vuelto a entrar como un puñetazo desde las páginas de El País, desde hace tiempo plataforma de los mayores desmanes en aras de justificar lo que no tiene justificación.

El autor del enésimo crochet a la credibilidad de su periódico, de su profesión, de su carrera y del ciclismo es -tachán, sorpresa- Carlos Arribas, que ya no tiene ningún reparo -ni redactor jefe que le pare los pies- para publicar cualquier cosa. Fue el pasado domingo, día en que el periódico dobla su tirada y, paradójicamente, las páginas de deportes son más escasas. Día elegido a propósito, dado que no es un artículo sujeto a la actualidad y que tanto vale para un miércoles que para un bisiesto. ¿Propaganda? Se queda corto.

El móvil es un estudio encargado por la UCI a un gabinete psiquiatrico francés, con nombre de carpa de circo, para "arrojar luz al problema del dopaje". Con solo esta premisa ya se puede esperar lo peor. Primero, porque los "estudios encargados" suelen ser un vertedero del dinero, como bien sabe la Generalitat de Cataluña, cifras fabulosas por cuarenta folios grapados y llenos de obviedades, sin ningún criterio científico ni funcional, otorgados bajo cuerda. Estaría bien saber quien trabaja en "AlteRHego" (sic, al final no me podido resistir a escribirlo), que seguramente será la esposa de algún cargo de la UCI o cualquier otro parentesco. Tampoco me imagino un concurso público con un pliego de condiciones con "análisis longitudinal de propensión psicológica de los deportistas al dopaje". Y segundo, porque la psicología es, en sí, es una patraña. El tema daría para varios posts, y no es el lugar.

Estas dos premisas se cumplen, con creces. Dejando aparte que en el mundo hay 6.600 millones de psicológos, siempre a punto para dar su análisis sobre todo, hay que preguntarse que dicen los profesionales de la Psicología: pues lo mismo que se dice en una barra de bar, pero con lenguaje pseudocientífico. "ese tener más, querer más, conseguir más, aleja al ser humano de la posibilidad ya no de conformarse con lo que tiene, sino de valorar lo que tiene, y es ahí cuando la búsqueda de la felicidad entendida como bienestar por lo que soy, no por lo que tengo, no se consigue jamás... La persona que tiende a doparse es alguien que siente que arriesgando no pierde nada; que, aunque se le pille, lo que pierde será menor que lo que gana. Pero, claro, no contó con el estigma social". ¡Fantástico! ¿No existe la palabra ambición? ¿No vale lo mismo esa parrafada para el deporte que para el espíritu empresarial? ¿Que opina la psicología de esto?

Arribas escribe, apoyándose en el estudio que "un deportista se dopa por obligación, por mera supervivencia económica o por búsqueda del éxito social, para responder a la presión, como rito iniciático de integración o pertenencia a un grupo o por un problema de adicción". Brillante. ¡Con lo fácil que hubiese sido escribir "UN DEPORTISTA SE DOPA PORQUE QUIERE", porque el último consentimiento es siempre del deportista, cosa que ni leo en el informe ni en el artículo. ¡Para qué!: interesa vender de nuevo la cortina de humo de que todo es un sistema integrado, ("El Sistema") y que el deportista no es un agente consciente, algo típico de la psicología. Y de los que creen en ella. El artículo termina con la opinión de Horrillo, referente eterno para Arribas, uno más entre los 6.600 millones de psicólogos del mundo.

Entre las promesas electorales que auparon al PSOE al poder en 2004 se incluía el reconocimiento de Psicología como especialidad médica. Después, por fortuna, se retractaron y bueno, durante una temporada los estudiantes (quizás sería mejor decir las estudiantas, porque es una ocupación feminizada en porcentajes soviéticos) iban por ahí manifestándose, excusa como otra cualquiera para no ir a clase. Se ponían batas blancas. Como los médicos. Pero ya saben eso del hábito y el monje. Sin embargo, el ciclismo si sabe bastante de médicos. Estaría bien que la UCI, en vez de encargar estudios perfectamente prescindibles, se dedicase a financiar indirectamente a un colectivo mucho más interesante para tratar de combatir el dopaje: los forenses. Aquí no se trata de la banalidad esa de "lo que te hace fuerte también te hace débil", sino de "lo que no te mata te hace más fuerte". Y el dopaje mata, completen ustedes el silogismo.

MI OPINIÓN:


Hola!!

He llegado hasta tu blog por una recomendación... y la verdad que vale la pena. Difiero en algunos puntos contigo. El primero, en el de demonizar a los psicólogos. Cierto es que muchos dan el perfil que comentas -y lo se de buena tinta porque mi facultad está al lado de la suya y hay cada uno...-, pero no se puede meter a todo el mundo en el mismo saco. El segundo, es la simplificación que haces del dopaje. Puede que Carlos Arribas se columpie un poco (se nota que Santi Segurola ya no está "al mando"), pero por ejemplo el tema de la educación a mi parece clave. Un deportista que abandona los estudios, su círculo de amistades,... es mucho más vulnerable que uno que mantiene vinculos con el mundo "exterior".

Y coincido en otros puntos contigo, especialmente en que los estudios que se "encargan" (y aquí en la Comunidad Valenciana también tenemos bastantes ejemplos....) no valen para nada, bueno si, para llenarle el bolsillo al amigo del político/dirigente de turno. En cualquier caso, enhorabuena por el post. Creo que está muy bien redactado y que ofrece un punto de vista muy interesante (yo, en mi blog, me limité a copiar tal cual el artículo de Arribas). Un saludo!