ENTRENADOR PERSONAL
ruta & carreras de montaña

DE VUELTA

Este curso / temporada los grandes perjudicados (siempre tiene que haberlos) de mi cambio de residencia (volver a casa e ir todos los días a clase a Valencia) están siendo los entrenamientos, y el blog. La crisis de este último ya viene de lejos. En junio de 2008, después de casi 2 años de prolífica producción, me sobrevino la desmotivación. Y desde entonces, me cuesta encontrar historias, cosas que contar, o quizás... ganas, motivación, para contarlas. Lo cierto es que no consigo encadenar más de 3 entradas seguidas. Supongo que en cada epoca, en cada étapa, encuentras la motivación y empleas tiempo y esfuerzo en metas distintas. Quizás la vida de este blog esté próxima a extinguirse... ya veremos cómo evoluciona el enfermo.







El tema de los entrenamientos me preocupa más. Trato de autonconvencerme que es una étapa pasajera, e incluso necesaria después de 3 temporadas bastante intensas. Pero tengo mis dudas... A quince días de mi gran reto de la temporada (por no decir el único), el Cross de Castellón, igual que con el blog, no consigo encadenar 3 entrenamientos seguidos. Así que con los pocos lectores que quedais como testigos, PROMETO que desde hoy (esta tarde he hecho una hora bajo la lluvia) hasta el domingo 15 voy entrenar 'a pleno rendimiento' para intentar poner mi granito de arena en la consecución del doblete del Delta en el Autonómico de Cross 2009.




Entre tanto, hoy han corrido dos de mis niños del grupo de entrenamiento del GIMNASIO HDOSO CASTELLON, Eduardo y Jesús, en la IX Marxa de Muntanya de Vilavella. Su tiempo ha sido discreto, 2h10', pero si valoramos que ayer hicieron 27 y 18 km respectivamente, pueden estar ambos más que satisfechos. Siempre he pensado que una de las cosas que diferencia a un buen corredor es ser capaz de competir en condiciones de fatiga, y saber utilizar esas carreras, de carácter secundario, como entrenamientos competitivos. Eduardo y Jesús empiezan a conseguirlo.